FOLLOW ME:)

sábado, 26 de febrero de 2011

T de Tontería.

VOGUE.


MADRID. He dejado de fumar,
pero no consigo DEJARTE.
En la mesilla de NOCHE
están tus gafas.
Las llevo de un lado a otro
como si llevara TUS OJOS.
Así nos seguimos mirando,
SIN COMPRENDER.
Por la noche salgo a pasear.
En cada esquina
me asalta TU NOMBRE.
TÚ respondes como un grillo.
Dulce, distante,
ignorando las horas.
El vestido que llevo
(TE GUSTARÍA)
desnuda más que VISTE.
No sé qué hacer
con este cuerpo que ya
NO QUIERE SER MÍO.




En TRÁNSITO. Pierdo el tiempo
en las tiendas de duty free.
Entre marrón y lila
elijo LILA. Entre terciopelo
y viscosa, TERCIOPELO.
Entre seco o afrutado
NO SÉ QUÉ ELEGIR.
Tengo sueño.
Cada visita a tu CIUDAD
se engancha a la anterior
como el ESLABÓN de una cadena.
Los aviones despegan,
las nubes se apartan.
EL TIEMPO queda en suspenso.
Y luego vuelve a posarse
COMO EL POLVO
que no se agota,
COMO EL POLVO
feliz en su insignificancia,
COMO EL POLVO
indiferente a nuestros PESARES.




Si me gustas en el fondo es porque ahí ya no te veo.




No llores por la leche derramada, ya está hecho, sólo arréglalo.




Sex in the city.


- ¿No puedes relajarte y dejarte llevar?
- ¿Dejarme llevar? No, claro que no. Es tan... ¡años 70!




ME.

domingo, 20 de febrero de 2011

S de San Valentín.

14FEBR.
Las mujeres se enamoran de lo que oyen y los hombres de lo que ven, por eso las mujeres se maquillan y los hombres mienten.




Cuando una historia de amor termina, el dolor es proporcional a la belleza del amor que se ha vivido. Y entonces aparecen los recuerdos a mala traición.




El amor es todo aquello que dura el tiempo exacto para que sea inolvidable.




Tu ADN está en mi cama y yo lo clono para mí.




If you feel lonely:





domingo, 13 de febrero de 2011

R de Respuesta.

Sex and the city.




Bienvenida a la era de la pérdida de la inocencia, nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables. Más bien desayunamos a las 7 de la mañana y tenemos líos que intentamos olvidar cuanto antes. Los aspectos más importantes son sexo seguro y las cosas claras, cupido ha dejado el nido.








Ya no dan energía a las células fotovoltaicas integradas en mi pobre corazón





- ¡Oh! Dios mío, no mires.
-¿Qué?
-El odio de tu vida está en la barra.

Era Curt Harrinton. Un error que cometí a los 26. Y a los 29. Y a los 31.

-Carrie, ni se te ocurra pensar en eso.
-¿Te crees que soy masoquista?

Después de tantos años, al fin le veía como realmente era: un cerdo egoísta y mentiroso, y el mejor amante que he tenido en mi vida.



Nos arrastramos como serpientes pero no cazamos como ellas.






"Tener una NIKON no te convierte en un buen fotógrafo si no simplemente en el dueño de la NIKON."

miércoles, 9 de febrero de 2011

Q de Querer.

"Tal vez la soledad sea mi penitencia. Espero que Dios lo considere así, porque ya no queda tiempo para cumplir una promesa rota. Sólo queda tiempo para recordar lo que fue una vez y todavía debería ser. Mis pensamientos vagan, primero hacia lo desconocido, luego más atrás, hace ocho meses, justo al principio de una historia. Un día perfecto".


"Un día perfecto." - Richard Paul Evans.




Tú le miras. Él te mira. Sonríe. Acércate. O mejor: deja que lo haga él. Nunca olvidaréis este momento.






No, nunca lo olvidé.



Si cupido llama a tu puerta, no lo dudes: invítale a entrar, sube con él a la montaña rusa de las pasiones y prepárate para hacer el mejor viaje de tu vida. Disfruta de cada parada como si fuera la última y déjate llevar.

domingo, 6 de febrero de 2011

P de Pijama.

Nos pasamos la vida haciendo planes, pensando en nuestro futuro, teniendo en cuenta actos pasados e imaginando lo mejor para nosotros mismos pero nunca valoramos todo lo que tenemos, nunca valoramos el simplemente hecho de estar aquí, vivos, sintiendo, respirando, comunicándonos y queriendo, entre muchas otras cosas. 
Es sorprendente como un simple hecho te puede hacer pensar, cambiar y que todo tu mundo de un terrible giro cuando piensas un "se acabó". 
Porque sé que todos llegamos a ese punto en el que ya no puedes seguir detrás de los demás, que quieres ser tú el centro de atención, que ya decides no arrastrarte ni pasarlo mal por nadie, que no merece la pena. Aprendes a decir adiós.
Estabas ahí abajo y decides levantarte. Sí, levantarte y subirte todavía a un escalón más. Arrasar. Y todo esto quieres hacerlo sin ayuda, que el mérito sea tuyo y de nadie más.
Sabes que se empieza desde 0 y se avanza hasta el objetivo, o mejor dicho hasta tu propio objetivo.



viernes, 4 de febrero de 2011

O de Obvio.

La palabra fin indica que no hay continuación, indica que algo termina, indica que todo acaba, que no sigue avanzando o que una historia ha llegado a su última palabra.
Mi historia no ha llegado a su fin, todavía me queda mucho por contar, pero mi preocupación es si he llegado al final de un capítulo, de una aventura, de esa pequeña narración dentro de la principal.
Todas las personas tenemos esa historia inacabada, con momentos preocupantes, aburridos, divertidos, entretenidos o aventureros pero lo que nadie tiene en cuenta son todos esos personajes de las historias que se van dejando atrás, ya sea porque no hay la posibilidad de intentar que no desaparezcan, porque uno de esos personajes no quiere arreglar el problema o que simplemente se toman caminos distintos.
A pesar de eso, todos sabemos que tan solo unos pocos afortunados pueden disfrutar de esas historias que se narran en Disney ya que a la mayoría no le entra el pie en el zapato de la Cenicienta, sí se les atraganta el pedazo de manzana para siempre, no llegamos a tener el reino de nuestros padres, ni a cantar "Hakuna Matata". Tampoco despertamos de los sueños tan fácilmente aunque sí nos pinchamos con infinidad de agujas y, sobre todo, nuestro príncipe azul no tiene ese aspecto tan atractivo porque las apariencias siempre engañan.
Mi historia ha llegado al final de un capítulo y la verdad es que el autor, ese que se hace llamar vida, me ha sorprendido al relatarlo, es un final que no había predicho.
Quizás todo se arregle en uno próximo, o puede que no. A pesar de eso todavía cuento con algunos de los personajes principales ya que yo no soy más que la marioneta que maneja el bufón de "El jorobado de Notre Dame".





Tenía una sonrisa preciosa, aunque pocos fueron los afortunados de poder verla. 
3MSC.



martes, 1 de febrero de 2011